UNA GRAN INNOVACIÓN CONCEPTUAL Y TECNOLÓGICA INDISPENSABLE EN NEUROPSICOLOGÍA


Test Dem-Detect: Módulo 1: MMSE, MIS, Evocación categorial (animales), Orientación el tiempo. Módulo 2: FCSRT, TMT, BNT-15 ítems

Test Neuronorma: Dígitos, cubos de Corsi, Trail Making Test, Symbol Digit Modalities Test, Boston Naming Test, Token test, Juicio de Orientación de líneas, VOSP, Figura Compleja de Rey-Osterrieth, Free and Cued Selective Reminding Test (FCSRT), Fluencia (semántica y formal), Test de Stoop, Test de la Torre de Londres.

Test Barcelona-2. Módulos (¡pronto!): (1) Lenguaje oral-Atención-Orientación; (2) Lenguaje escrito; (3) Motor-Praxis; (4) Percepción-Gnosis; (5) Memoria; (6) Abstracto-Ejecutivo.

Test Barcelona Estación de Trabajo

  • Actuación online del proyecto "Programa Integrado de Exploración Neuropsicológica-Test Barcelona".
  • Instrumento global de gestión y exploración neuropsicológicas organizado modularmente.
  • Automatiza todas las funcionalidades necesarias para la evaluación y el diagnóstico neuropsicológicos.
  • Avance radical e imprescindible para la clínica, la investigación y la docencia.
  • Avalado por una larga trayectoria de investigación de más de 25 años.


Materiales descargables para profesionales

Consiga LA TEORÍA E INTERPRETACIÓN, el MANUAL, y las LÁMINAS del Test Barcelona por un precio muy reducido

Consiga gratuitamente los PROTOCOLOS, las HOJAS DEL PACIENTE, y los PERFILES del Test Barcelona-R

TEST BARCELONA-R TEORÍA E INTERPRETACIÓN

(Normalidad, semiología y patología neuropsicológicas)

  • Obra fundamental  para entender los fundamentos de la exploración neuropsicológica, y los principios y objetivos del  Test Barcelona.
  • Se aportan las bases semiológicas de la interpretación de los test que conducen al diagnóstico neuropsicológico.

Jordi Peña-Casanova

Director del Máster de Neuropsicología y Neurología de la Conducta de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Director de la Sección de Neurología de la Conducta y Demencias del Servicio de Neurología del Hospital del Mar. Barcelona.

Coordinador del Grupo de Neurofuncionalidad y Lenguaje del programa de Neurociencias del Instituto Mar de Investigaciones Médicas (IMIM). Barcelona.

Profesor Honorífico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

 

Nota. El Test Barcelona-R (revisado) constituye la segunda edición del test Barcelona (primera edición, 1991). El documento electrónico  contiene los textos del libro "Normalidad, semiología y patología neuropsicológicas" (segunda edición, 2005 [Barcelona: Masson]). Se han suprimido los prefacios y los prólogos. El autor ha recuperado el Copyright inicial de Masson, SA.


Índice de capítulos

  1. Introducción general
  2. Objetivos y metodología general del Test Barcelona
  3. Análisis de resultados y proceso de normalización
  4. Aproximación al estudio de la fiabilidad y de la validez del Test Barcelona
  5. Diseño y criterios de definición del perfil de normalidad
  6. Test Barcelona Abreviado: desarrollo, puntuación global y validación
  7. Perfil de afasias del Test Barcelona
  8. Proyecto NEURONORMA: ampliación de muestras y redefinición de perfiles iniciales
  9. Test Barcelona: normalidad, semiología y patología neuropsicológicas
  10. Test Barcelona Abreviado: perfiles ilustrativos
  11. Test Barcelona: perfiles de afasia ilustrativos
  12. Aportaciones generales del Programa Integrado de Exploración neuropsicológica-Test Barcelona

Apéndice
Bibliografía
Índice alfabético de materias
Índice onomástico

 

 

MANUAL

Documento pdf creado a partir de la publicación inicial del TB-R

  • Normas generales de administración del test.
  • Normas específicas para la administración de las 41 pruebas que constituyen el test.
  • Lista de ítems de historia clínica.
  • Apéndices con datos sobre la versión abreviada y el perfil de afasias.

 

 

LÁMINAS

Estímulos (imágenes  jpeg) para la administración del test, creados a partir de la versión original convencional en papel.

  • En una carpeta para su presentación a través de una tableta
  • Originales para papel de tamaño A5 (14,8 por 21 cm)
  • Algunas imágenes están combinadas o rotadas para facilitar la presentación.

 

 

PROTOCOLOS, HOJAS DEL PACIENTE Y PERFILES 

  • Protocolo de administración original.
  • Hojas del paciente (hojas específicas de respuesta)
  • Perfiles: registro gráfico de los resultados

 Descarga gratuita

 


TEST BARCELONA VERSIÓN REVISADA (2007)

Versión en español (castellano) (1986, 1991, 2007)

  • Protocolos de administración del test.
  • Hojas del paciente.
  • Procedimientos.
  • Tabla de puntuación (puntuación global de la versión abreviada).
  • Perfiles clínicos: versiones abreviada, completa y de afasias.

Adaptación para la aplicación en México (1991, 1995)

Adaptado por Miguel Ángel Villa Rodríguez.
Maestría en Neuropsicología. UNAM, FES Zaragoza.
Proyecto PADEP - 500001

  • Protocolos de administración del test: versión abreviada.
  • Perfiles clínicos: versión abreviada.

Versió en català

Adaptada (revisada) a partir de la versió inicial del 1986. Lluent R, Peña-Casanova J, Böhm P. Versión  catalana de los subtests verbales del Test Barcelona. Neurología, 2002: 17: 124-131

  • Protocols d'administració del test.
  • Fulls del pacient.
  • Procediments.
  • Taula de puntuació (puntuació global de la versió abreujada).
  • Perfils clínics: versions abreujada, completa y d'afàsies.


Descargas y aportación económica *

Teoría e interpretación = 20 € IVA Incl.

Manual + Láminas = 20 € IVA Incl.

Teoría e Interpretación + Manual + Láminas = 35 € IVA Incl. (descuento de 5 €).

(*) Cargos para el mantenimiento de www.test-barcelona.com

Blog Test-Barcelona

SERIE TEMAS DE EXPLORACIÓN: EL CONCEPTO DE NORMALIDAD

El concepto de normalidad no es unívoco. Consecuentemente es importante tener en cuenta los distintos conceptos de normalidad y su interrelación, así como sus limitaciones y problemas. En este ámbito es posible encontrar alteraciones cognitivas mediante test neuropsicológicos frente a una normalidad en las capacidades de la vida diaria o frente a la "normalidad" estructural de una prueba de neuroimagen. Un ámbito puede presentarse como "normal", mientras que otro ámbito puede catalogarse como "anormal".

Los avances conceptuales en la enfermedad de Alzheimer de la última década clarifican ostensiblemente esta problemática. En los criterios diagnósticos iniciales se incluía la presencia de demencia cono el elemento central del diagnóstico. Este hecho no reconocía que el paciente presenta “la demencia” tras años de evolución latente de sus lesiones cerebrales. Tampoco reconocía que antes del desarrollo abierto de “la demencia” se pasa por una fase de manifestaciones clínicas minor que afectan escasamente la funcionalidad de los pacientes. Gracias a los cambios conceptuales hoy se habla de una situación preclínica, una situación prodrómica y un estado de demencia. En esto casos las exploraciones neurobiológicas y estructurales del cerebro permiten establecer la especificidad diagnóstica.

Siguiendo con los planteamientos precedentes a continuación se presentarán los conceptos de normalidad en diversos ámbitos de interés en neuropsicología y neurología de la conducta.

 

 Normalidad neurológica

En este caso no se refieren signos ni síntomas neurológicos en la historia clínica ni se observan alteraciones en la exploración neurológica.

La ausencia o presencia de hallazgos en la exploración neurológica es importante para delimitar, y entender, la topografía de las lesiones que implican alteraciones cognitivas o psicológicas y del comportamiento.

La normalidad clínica neurológica no es, obviamente, incompatible con el hallazgo de datos patológicos en las exploraciones complementarias de distinta naturaleza (analítica del LCR, RM, PET, etc.).

 

Normalidad cognitiva (y psicométrica)

En esta situación no se refieren alteraciones cognitivas en la historia actual ni se observan alteraciones en los test neuropsicológicos.

En este caso el problema crucial es si los test aplicados son suficientemente amplios y sensibles a las alteraciones que presenta el paciente. Si el test -o los test empleados- no son adecuados es posible que se "dictamine" erróneamente una falsa normalidad.

La normalidad cognitiva puede definirse psicométricamente (normalidad psicométrica), cuando las puntuaciones en escalas o test se sitúan por encima de un "punto de corte" a partir del cual se sitúa la "patología". En este caso es importante señalar que este concepto puede ser erróneo. Así una persona puede presentar puntuaciones "normales-bajas", que en realidad serían "patológicas" en relación con su nivel premórbido. Este caso viene ilustrado, por ejemplo, por ciertos tumores cerebrales.

En algunos casos se observan test con puntuaciones bajas (consideradas psicométricamente normales = función normal), que pueden mejorar significativamente tras la extirpación del tumor. Este hecho pone de relieve que lo que era considerado como "psicométricamente normal", realmente era deficitario.

No se debe olvidar un tema crucial que se tratará más adelante. Se trata de los test que tienen una naturaleza dicotómica en los que se espera una puntuación máxima (normal). Los errores son indicativos de la presencia de alteraciones cerebrales. Un ejemplo típico de estos test es la repetición de palabras.

 

Normalidad funcional

Se refiere a que no existen alteraciones significativas en las actividades de la vida diaria (básicas, instrumentales y avanzadas). El problema fundamental en estos casos está en la fiabilidad de la fuente de información sobre la vida diaria del sujeto y si el tipo de preguntas realizadas son las adecuadas. Además, la normalidad funcional también depende del tipo de entorno. Existen entornos que facilitan las actividades del paciente, o las minimizan. Así, por ejemplo, un paciente puede estar “bien adaptado” porque su cónyuge asume las tareas complejas que él por si solo sería incapaz de realizar. Ciertos trastornos sutiles en las actividades avanzadas de la vida diaria pueden tener valor clínico si se evalúan adecuadamente.

 

Normalidad de neuroimagen

Se refiere a que no se observan alteraciones en técnicas de neuroimagen estructural (TAC, RM) o funcional (RMf, SPECT, PET). Obviamente cada prueba tiene una capacidad de resolución diferente y una indicación específica. Los resultados de un TAC pueden ser normales o poco esclarecedores mientras que los resultados de una RM, o de pruebas funcionales pueden ser significativos e indicativos de lesiones cerebrales. Obviamente una neuroimagen “normal” no excluye lesiones cerebrales o trastornos funcionales. En este ámbito no se puede caer en la ingenuidad de diagnosticar “normalidad” porque las pruebas de neuroimagen sean “normales”.

También es importante destacar que, cuando existen numerosas exploraciones, se debe evaluar la patocronia de las imágenes y no simplemente la última exploración. Especialmente mediante TAC se puede observar una “normalización” de las imágenes

 

Normalidad psicológica y del comportamiento

En este caso no se deben observar alteraciones en la exploración psicopatológica ni en el comportamiento del sujeto. El tema de la normalidad psíquica es complejo y susceptible de ser analizada en función de distintos criterios (véase Vallejo J. Introducción II. En: Vallejo J, Introducción a la psicopatología y a la psiquiatría, 5ª ed. Barcelona: Masson, 2002: 21-36). A continuación se refieren los conceptos fundamentales siguiendo al autor citado.

  • Normalidad como salud. Parte del criterio médico de salud como ausencia de síntomas o de enfermedad. La aplicación de este concepto pone fuera de la enfermedad los trastornos que implican problemas de relación interpersonal.
  • Normalidad como promedio (ver normalidad psicométrica). Parte de criterios estadísticos en los que la normalidad viene definida por lo más frecuente. La determinación del “punto de corte” entre normalidad y patología puede ser más o menos estricto (variará la sensibilidad y la especificidad).
  • Normalidad culturalmente deseable. Se trata de la normalidad determinada por criterios sociológicos y culturales, que pueden variar en función del momento histórico y de los grupos dominantes. En este ámbito las aproximaciones ideológicas tienen un papel capital ya que pueden, por ejemplo, catalogar como anormales ciertas conductas que en otras sociedades e ideologías pueden ser normales.
  • Normalidad subjetiva. Implica una valoración del estado de salud efectuado por el propio sujeto. En este caso el problema fundamental lo plantean las entidades clínicas que cursan con mayores o menores grados de anosognosia (falta de conciencia de la enfermedad).
  • Normalidad como proceso. Se trata de considerar la conducta normal como el resultado de la interrelación de fenómenos psicológicos y fuerzas sociológicas que actúan sobre el individuo durante su vida. Se da sentido a la vida mental del sujeto a través de un enfoque longitudinal del devenir vital.
  • Normalidad según criterio forense. Evalúa la cognición, la conducta y el estado psicológico del paciente en función de la mayor o menor imputabilidad del acto realizado y su correspondiente responsabilidad.

Jordi Peña-Casanova. Mayo de 2015


TEST-BARCELONA © 2016
info@test-barcelona.com

Barcelona
Aviso Legal | Mapa Web | Contactar